Contamos con los siguientes servicios donde podrá encontrar lo que usted necesita

NOTICIAS

No siempre se pagará menos, ¿en qué casos conviene cambiar un crédito de dólares a soles?

Recomiendan pedir un cronograma tentativo del nuevo crédito que se genere en soles para comparar las cuotas con el crédito original en dólares. Recuerde que las tasas de interés de créditos en soles son mayores a los créditos dólares.

La fuerte alza que viene teniendo la cotización del dólar (10% en el 2014 más 5% en lo que va del 2015) ha generado que muchas personas decidan trasladar sus créditos (hipotecarios, vehiculares, préstamos personales) de dólares a soles.

En estos casos, la entidad financiera cotiza en soles el crédito dado en dólares (escenario 1), y genera un segundo crédito en soles para cubrir este nuevo préstamo (escenario 2).

Sin embargo, no en todos los casos resulta conveniente este cambio, por lo que la persona deberá realizar una comparación adecuada de los pagos que realizará con el nuevo préstamo, para corroborar que efectivamente le generará un ahorro.

Debe tenerse en cuenta que existen algunos factores que encarecerán el crédito en soles: en la mayoría de los casos la tasa de interés de un crédito en soles es mayor que en dólares. Asimismo, el tipo de cambio que aplica el banco es mayor a la pagada en el mercado paralelo (cambistas). Y en el caso de los créditos hipotecarios, se le debe de agregar gastos notariales y levantamiento de hipoteca (alrededor de S/.1,000 adicionales).

Todos estos factores se verán reflejados en el nuevo cronograma de pagos generado en soles. Llegados a este punto, resultará clave realizar una comparación adecuada, refiere Marcello Mundaca, Jefe de Riesgos Perú de Comparabien.com, portal especializado en finanzas personales.

Señala que se debe pedir un cronograma tentativo del nuevo crédito (escenario 2), pero con el mismo periodo de tiempo a pagar. Es decir, si faltaban doce cuotas por pagar, la comparación con el nuevo crédito debe ser a doce cuotas.

“Pues si lo ponen a 24 cuotas, éstas serán más pequeñas y te darán la falsa idea de ahorro, cuando al final terminarás pagando más”, anota el especialista.

Si al hacer la comparación, las nuevas cuotas mensuales (escenario 2) son menores a las del crédito inicial (escenario 1), entonces sí conviene hacer el cambio.

Mundaca realizó diversos cálculos, a manera de ejemplos, con créditos por diferentes montos y diferencias de tasas de interés entre el producto en soles y dólares (según las tasas ofrecidas por las distintas entidades financieras).

En algunos casos resultó conveniente el cambio, pero en otros no, sobre todo cuando la diferencia de tasas de interés era de más de un punto porcentual.

“Por ello será importante que la persona haga un análisis particular de su caso para que pueda decidir correctamente. Si la diferencia es negativa o muy pequeña, como cinco soles al mes, quizá no valga la pena. Sobre todo en un crédito hipotecario donde debe agregarse los costos extras”, sostuvo.

 

Un tercer escenario

En caso el resultado sea negativo, Mundaca propone plantearse un tercer escenario ¿qué pasa si el dólar sube más en los próximos meses o años que le faltan por pagar el crédito?

Entonces aconseja estimar el peor escenario de cotización futura (que sería de entre S/.3.3 y S/.3.5) y cotizar la actual deuda con ese tipo de cambio (escenario 3).

Si el escenario 2 sigue siendo más caro que el escenario 3, entonces de ninguna forma convendría hacer el cambio del crédito a soles. Pero si el escenario 3 resulta más caro, entonces sí podría decidir hacer el cambio del crédito de dólares a soles.

Finalmente, para evitar estas preocupaciones en el futuro, será importante que sus próximos créditos los solicite en la misma moneda en que recibe sus ingresos, de manera que así no lo afectará un alza del tipo de cambio.

 

Diario Gestión (14.05.2015)


<< Volver
Desarrollado por RCSAB SAC